Gobierno destina más dinero para pagar intereses del Fobaproa que apoyo para damnificados: AMLO

López Obrador enfatizó que jamás debe volver a suceder un saqueo así, “no se puede atracar de esa manera el erario público, no se puede permitir esa impunidad”.

Sigue leyendo

Anuncios

Aprueban diputados en comisiones el “Fobaproa” para Pemex y CFE #Puebla #México

comisión-de-energia-440x293

Pese a que la víspera PRI y PAN negaron que se impulsara un “Fobaproa” para Pemex y CFE, este viernes diputados de las comisiones unidas de Presupuesto y Cuenta Pública y Energía avalaron el dictamen de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, donde se confirma que el gobierno federal asumirá parte del pasivo laboral de ambas paraestatales, entre 650 mil millones y 700 mil millones de pesos, previa modificación de sus contratos colectivos de trabajo (CCT).

Luego de más de cuatro horas de discusión, los cambios fueron aprobados en lo general con 43 votos a favor de PRI, PAN y PVEM, cero abstenciones y 17 en contra de PRD, PT y Movimiento Ciudadano (MC), aunque las reservas serán presentadas en el pleno la próxima semana, cuando arranque el cuarto periodo extraordinario de sesiones.

El priista Marco Antonio Bernal aseguró ayer que ese pasivo laboral no lo pagarán los mexicanos, debido a “que no se están comprometiendo recursos fiscales en el planteamiento que estamos haciendo. No hay manera, no habrá una transferencia de recursos del gobierno federal para allá, ni tampoco un sacrificio fiscal en esos términos”.

Sin embargo, no aclaró de dónde obtendría el gobierno federal esos casi 700 mil millones de pesos para pagar parte de la “deuda laboral” de Pemex y CFE, aunque en los transitorios se establece que los recursos podrán tomarse de los “excedentes petroleros”.

Lo que sí confirmó es que empresas y sindicatos deberán establecer nuevas reglas de relación, es decir, modificar sus CCT.

No obstante, el panista Juan Bueno Torio, también integrante de la Comisión de Energía, sí definió el porcentaje del pasivo laboral que asumirá el gobierno de Enrique Peña Nieto.

En los artículos transitorios de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, puntualizó, se establece que el Ejecutivo asuma los pasivos petroleros hasta por 3% del producto interno bruto (PIB).

A la fecha, Pemex tiene un pasivo laboral de un billón 130 mil millones de pesos, y el de la CFE alcanza los 500 mil millones. En total, la deuda laboral suma un billón 650 mil millones de pesos.

Así, el Ejecutivo asumirá 3% del PIB de Pemex y 1% del de CFE, es decir, unos 450 mil millones de la primera y 200 mil millones o 250 mil millones de pesos de la segunda, para hacer un total de casi 700 mil millones, detalló Bueno Torio.

 

Vïa | Proceso

Rescate a Pemex es peor que Fobaproa #Puebla #México

La incorporación del pasivo laboral de Petróleos Mexicanos (Pemex) a la deuda pública, de un billón 347 mil millones de pesos, sería superior al monto del endeudamiento asumido por el Gobierno por la quiebra del sistema bancario y el rescate de las carreteras del sector privado, cuyo saldo en conjunto es de poco más de un billón de pesos, de acuerdo con informes oficiales de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Al término de mayo de este año, los pasivos del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario ascendían a 850 mil 514.4 millones de pesos, según la dependencia, mientras el monto de la deuda del rescate carretero, conocido por las siglas Farac (Fideicomiso de Apoyo para el Rescate de Autopistas Concesionadas) era de 155 mil 421.7 millones de pesos.

En caso de que el Congreso de la Unión dispusiera que el pasivo laboral de Pemex pasara a ser deuda pública, el saldo del débito total del sector público mexicano ascendería a unos 7 billones 982 mil 500 millones de pesos, monto equivalente a 48.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), el nivel más alto de endeudamiento en las dos décadas recientes.

De acuerdo con los informes de la Secretaría de Hacienda, el saldo de la deuda total del sector público era 6 billones 635 mil 529.3 millones de pesos al término de mayo de 2014, de la cual 73 por ciento correspondía al débito interno, con un monto de 4.8 billones de pesos; en tanto que el externo se situaba en 1.8 billones, aproximadamente, que representaban el 23 por ciento restante del endeudamiento a esa fecha.

En términos comparativos, el pasivo laboral de Pemex representa casi tres cuartas partes, 72 por ciento, del monto total de la deuda externa del sector público, en la cual ya está contabilizado el endeudamiento con el exterior de la petrolera paraestatal.

 

Más información: DiarioMX