La ONU-DH conoce demanda de indígenas que perdieron la vista por presunta negligencia

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (ONU-DH) conoció la demanda de acceso a la justicia de cinco indígenas mayas que, a causa de una negligencia médica en 2015, perdieron la vista luego de participar en un programa filantrópico que busca devolverle la vista a personas que sufren problemas de cataratas.

El presidente de la Fundación “No Más Negligencias Médicas”, Fernando Avilez Tostado, dio a conocer que a casi tres años de los hechos el acceso a la justicia ha sido denegado, y coloca a los adultos mayores en una situación de alta vulnerabilidad, por la pobreza y marginación que viven.

Avilez Tostado llevó a esta instancia internacional el caso de cinco indígenas mayas que perdieron la vista, luego de participar en el programa “Del Amor Nace la Vista” que realiza Fundación Cinépolis.

Recordó que en octubre de 2015, los adultos mayores fueron invitados por el Sistema Integral de la Familia (DIF) de Quintana Roo, así como otras autoridades municipales a participar en dicho programa que busca contribuir a mejorar la salud visual de personas de escasos recursos que padecen ceguera por catarata y generar una cultura de prevención hacia la ceguera.

La Fundación Cinépolis contrató los servicios del Instituto de Salud Visual (Isvi) de Cancún, Quintana Roo, para realizar las cirugías de cataratas. Decenas pacientes sufrieron un contagio intrahospitalario que derivó en la pérdida de la visión, incluso, en dos casos fue necesario extirpar el globo ocular, por lo que fue necesario utilizar una prótesis en el rostro de la víctima.

A consecuencia de esta presunta negligencia médica, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) clausuró e impuso una multa a dicha clínica; además fueron iniciados procedimientos de carácter civil, administrativo y penal contra el propietario de dicha clínica visual; los médicos que realizaron la cirugía; en contra de las autoridades de salud y de asistencia social (DIF y la Secretaria de Salud, ambas de Quintana Roo); así como contra la Fundación Cinépolis al no garantizar que el programa “Del Amor Nace la Vista” ponga en riesgo la vida de los pacientes.

Durante el encuentro, funcionarios de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) conocieron el caso y manifestaron su solidaridad en favor de las víctimas, ya que por su situación de vulnerabilidad (indígenas, adultos mayores y discapacitados) tendrían derecho al acceso a la justicia.

Se sabe que se estudian caminos para solucionar, en el marco de sus facultades y atribuciones, en pleno respeto al marco legal,  que garantice una adecuada atención de salud y una justa reparación del daño a las víctimas.

El presidente de la fundación “No Más Negligencias Médicas”, Fernando Avilez Tostado, agradeció el interés de la ONU-DH para conocer dicha situación que ha sumido en la desesperación a las familias quintanarroenses que, a dos años de iniciar los procedimientos de carácter penal, civil y administrativo, se encuentran paralizados en detrimento de las víctimas.

“Creemos que el actual gobernador Carlos Joaquín González; el titular de la Secretaría de Salud, José Narro Robles; así como el titular de Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas,  Jaime Rochín del Rincón; tendrán la sensibilidad de garantizar que los afectados cuenten con una justa reparación del daño”, concluyó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s